Seleccionar página
Teletrabajo: cómo organizarse con niños

Teletrabajo: cómo organizarse con niños

¿Tienes que trabajar desde casa y no sabes cómo organizarte con niños? No te preocupes, en La Puerta Violeta somos expertas en el teletrabajo y conciliación. 

Ante la situación que estamos viviendo ahora, muchas personas han desplazado su actividad a los hogares, teniendo que compartir el tiempo y el espacio de trabajo con los miembros de la familia. 

Por lo que, en el post de hoy os dejo cinco consejos básicos, relacionados con la planificación y organización, para trabajar desde casa con niños y no morir en el intento. 

Así que, ¡stop agobios! y dale play al siguiente video:

Busca tu espacio

Lo primero que tienes que hacer es buscar un espacio para desarrollar tu actividad. Lo idóneo sería tener una habitación solo para trabajar, pero no todas disponemos de ella. Así que, elige un lugar de la casa donde estés cómoda y puedas dedicarlo exclusivamente al trabajo.

Es importante destinar ese espacio sólo para tu actividad y tener siempre recogido. No permitas que ningún miembro de la familia invada ese espacio, es solamente para ti.

Madruga

Cuando comenzamos a trabajar dese casa cometemos el error de llevar el mismo horario que cuando estamos en la oficina.

Levántate pronto y así dispondrás de dos o tres horas seguidas para dedicarlas a tareas difíciles que precisan de más concentración. No malgastes ese tiempo en mirar correos o navegar, ya tendrás tiempo de hacerlo más adelante.

Horario para los peques

Es muy importante elaborar un horario para los más peques de la casa. Realizar las tareas cotidianas les hace sentir independientes además de estar entretenidos.

Por otra parte, nosotras podemos disfrutar de una jornada laboral tranquila con pocas interrupciones.

Organiza tu tiempo

La organización es clave cuando se trabaja compartiendo tiempo y espacio con la familia.

Así que, levántate, vístete y comienza a disfrutar de tu jornada laboral. Primero de esas dos o tres horas de productividad que hablamos antes y posteriormente (cuando los niños estén despiertos) de franjas de media hora en media hora, en las que fijaremos objetivos reales a alcanzar.

Rutina nocturna

Por último, y no menos importante, la rutina nocturna. Debemos dejar realizadas todas las tareas domésticas, la planificación laboral hecha y las actividades y tareas familiares configuradas.

Así cuando nos levantemos, no tenemos ningún asunto pendiente y estamos preparados para comenzar la jornada laboral.

Espero que estos cinco consejos básicos os ayuden estos días a mantener un buen ambiente laboral y una tranquila convivencia con nuestros seres queridos.

Un abrazo y ánimo!