Cómo ser una mujer emprendedora de éxito

cómo ser una mujer emprendedora de éxito

28 septiembre, 2021

Para llegar a ser una mujer emprendedora de éxito debes entender lo que supone emprender y querer emprender. No todas las personas están preparadas para embarcarse en esta aventura, ya sea por su forma de ser o por los objetivos de vida que tienen.

Últimamente se nos ha vendido mucho la historia de que para vivir bien y tener éxito es necesario emprender, pero no es así. Por ejemplo, cualquier empleada o empleado de Google, con un puesto de responsabilidad, tendrá un salario y una jornada laboral mejor de la que tienen muchas emprendedoras. Por lo tanto, si quieres emprender debes saber el esfuerzo y la responsabilidad que conlleva ser tu propia jefa y crear una empresa desde cero.

En este post te voy explicar algunas cuestiones básicas sobre el tema que espero que te ayuden a saber si realmente quieres ser una mujer emprendedora y a cómo alcanzar el éxito 😊.

¿Qué significa ser emprendedora?

Una mujer o persona emprendedora es aquella que es capaz de «organizar y disponer de los recursos necesarios para que una idea de negocio se convierta en un negocio rentable».

Características de una mujer emprendedora exitosa

Para ser una buena emprendedora debes reunir una serie de características, como por ejemplo la pasión por aprender. El emprendimiento es un camino de aprendizaje continuo y tienes que estar abierta y dispuesta a aprender de todo: sobre las áreas de un negocio, sobre tu competencia, de tus clientes, de los errores que irás cometiendo y también de los aciertos.

También tienes que tener enfoque para centrarte en tu idea inicial  y no perder el rumbo. Uno de los mayores problemas que tenemos a la hora de emprender es no focalizarnos en nuestra idea, esto hace que nuestro emprendimiento se demore, sea improductivo y además exhaustivo. Pon tu foco y tu energía en lo realmente importante.

Tienes que ser persistente porque no todo llega a la  primera y en el primer intento. Todo emprendimiento conlleva su tiempo, cuánto más si somos primerizas en la tarea. Ármate de paciencia, sigue trabajando y ve subiendo escalones pasito a pasito. La idea no es llegar rápido, sino llegar al éxito.

Debes ser capaz de ir revisando todos los procesos e ir renovándolos a través de los conocimientos que vas adquiriendo. Además esos conocimientos te van a permitir ser más versátil y tener una mayor comodidad ante el riesgo.

Aunque lo más importante de todo es que el emprendimiento no será posible si no orientas todos tus procesos hacia las personas. Acuérdate que aunque emprendas en solitario, no estas sola en el proceso.

emprendedoras exitosas

Tipos de emprendedoras

Existen diversos tipos de emprendedoras según el motivo por el cual les ha llevado a emprender:

  • Emprendedora por necesidad: Es aquella persona que no tiene posibilidad de incorporarse al mundo laboral por cuenta ajena, por lo que ve como única opción crear y poner en marcha su propio negocio.
  • Emprendedora social: El propósito que persigue con su empresa es cambiar el mundo a través de soluciones innovadoras e influyendo positivamente en los demás.
  • Emprendedora pasional: Es aquella persona que le apasiona su profesión y además tiene un objetivo en mente y no para hasta alcanzarlo. Sus características principales son la constancia, la proactividad y la insistencia.
  • Emprendedora visionaria: Tiene un sueño y no parará hasta hacerlo realidad, pero siempre con los pies sobre el suelo y aprovechando cuando se le presenta la oportunidad.
  • Emprendedora online: Su principal motivación es crear un negocio que les permita libertad de horarios y para trabajar desde cualquier lugar. Su negocio está en Internet, por lo tanto no precisa de ningún espacio físico para vender sus productos o servicios. Utiliza su página web y las redes sociales como escaparate para realizar sus ventas.

Claves para ser una mujer emprendedora de éxito

Obviamente el éxito no está garantizado, existen una gran cantidad de factores que pueden influir en un emprendimiento. Pero si tenemos en cuenta los siguientes, tendremos más posibilidades que nuestro proyecto triunfe:

  • Tener una base de conocimiento. Antes de lanzarte a la aventura debes tener una base de conocimientos relacionados con las distintas áreas de una empresa como por ejemplo gestión empresarial, educación financiera o marketing.
  • Conocer el mercado. Es imprescindible conocer el mercado en el cual vas a desarrollar tu actividad y tener experiencia en él. Un ejemplo muy claro lo tenemos en el sector de la hostelería. Son muchos los bares que abren y no superan el primer año de actividad debido a que sus dueñas no conocen el mercado porque ni siquiera han trabajado como camareras. 
  • Encontrar tu elemento diferenciador. Hoy en día el mercado está saturado, sobre todo si hablamos del mercado digital. Por eso es súper importante que encuentres ese elemento que te hace única y te diferencia de tu competencia. Va a ser el motivo principal por el cual tus clientes te van a comprar a tí y no a tu competidor.
  • Definir claramente los objetivos. Para ello es fundamental que establezcas cuál es la misión y la visión de tu empresa para posteriormente definir los objetivos para alcanzarlas.
  • Ser constante. La constancia es clave tanto en un emprendimiento como para alcanzar cualquier objetivo en tu vida. De antemano debes saber que no todo sale a la primera ni en el primer intento. Debes seguir adelante, ir aprendiendo de los errores, corrigiendo procesos y aplicando cambios y mejoras de forma constante.
  • Buscar ayuda. Si te encuentras con alguna limitación, pide ayuda a personas experimentadas que ya hayan recorrido tu mismo camino. Contar con una mentora puede hacer que tu negocio despegue mucho antes y que cometas muchos menos errores en el proceso.
  • Invertir tiempo antes que dinero. Lo primero que tienes que hacer es invertir tiempo en formarte en aquellas áreas donde tus conocimientos son más escasos y en definir claramente tu modelo de negocio.

 Tres grandes mujeres emprendedoras de la historia

A lo largo de la historia han existido mujeres que han emprendido su propio negocio a pesar de las dificultades del momento. Si tu también quieres ser una mujer emprendedora de éxito espero que las siguientes mujeres te sirvan de inspiración y motivación.

Madame CJ Walker

Foto: Michael Ochs Archives | Getty Images

Sarah Breedlove, más conocida como Madam C.J. Walker, nación en una plantación de algodón de Luisiana en 1867. Hija de esclavos se quedó huérfana con tan sólo siete años, se casó a los catorce y fue maltratada y abandona junto a su hija pequeña seis años más tarde.

Pese a todas estas dificultades y la sociedad del momento consiguió crear su imperio centrado en la belleza de las mujeres negras y convertirse en la primera mujer millonaria de América, todo gracias a su duro trabajo y lucha constante. Tal increíble es su historia que Netflix la ha llevado a la pantalla con la miniserie Self Made (una mujer hecha a sí misma).

Estée Lauder

Foto: Evelyn Straus | NY Daily News Archive | Getty Images

Josephine Esther Mentzer (Estée Lauder) se crió en el barrio de Queens, Nueva York, junto a su madre de origen húngaro y a su padre de ascendencia checa. Fue su tío, fabricante de cremas, quién despertó su interés por el mundo de la belleza y le enseñó, no sólo a preparar maravillosas cremas faciales sino también a aplicarlas.

En 1930 Estée se casó con Joseph Lauder y se mudó a Manhattan donde comenzó a vender sus cremas y maquillaje en salones de belleza. Pero no fue hasta 1946 cuando ella y su marido lanzaron oficialmente su empresa y plantaron los cimientos de su imperio.

Ruth Handler

Foto: Ron Galella | WireImage | Getty Images

Ruth nación en Colorado en 1916. Siendo muy niña se quedó al cuidado de su hermana Sarah debido a los problemas de salud de su madre.

En 1938 contrajo matrimonio con Elliot Hander y se mudó a Los Ángeles. Su situación económica era muy precaria, pero poco a poco se fue superando hasta crear su primera empresa junto a su marido y su socio Harold Mattson. Pero no fue hasta su viaje a Suiza cuando Ruth tomo de inspiración un peculiar maniquí de pocas dimensiones para crear su famosa muñeca Barbie.

¿Qué te han parecido sus historias? ¿Motivadoras verdad? Ahora es tu momento, toma acción y marca tu camino hacia el éxito.

CATEGORÍAS

LO MÁS RECIENTE

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


¡Hola emprendedora!

Suscríbete a mi boletín para estar informada de las novedades y no perderte nada

Política de Privacidad

Ya estás suscrita ¡muchas gracias! En unos minutos recibirás un email con un regalito. No te olvides de mirar en la bandeja de spam y de promociones!

Abrir chat
La Puerta Violeta
¡Hola! 👋
Soy Pilar, muchas gracias por estar aquí. Sería un gusto poder ayudarte a solventar tus dudas. ¿Conversamos?